Privacidad en internet: la protección de datos

feb 12

La privacidad: protección de datosControlar la protección de datos en internet es uno de los temas que más preocupan actualmente con el uso extendido de las redes sociales. Pero es un tema que siempre ha estado ahí, si bien hasta estos últimos años no hemos sido conscientes del riesgo que corremos al exponer al público en general “nuestra vida” en internet. Hay que concienciarnos de lo importante que es cuidar la privacidad.

 

Qué hacer por nuestra privacidad en internet

Por privacidad  entendemos el control que un individuo ejerce sobre que información revela de él mismo en el conjunto de Internet, y quien puede acceder a ella.

Leer las políticas de privacidad y de uso de los servicios o aplicaciones que utilizamos o instalamos. Seguro que la mayoría de nosotros, damos ok sin haber leído ni una línea. Cosa que se entiende ya que la mayoría son unos textos incomprensibles sobre protección de datos,  demasiado “legales” con términos que nos resultan difíciles de comprender.

Pero en algunos casos conviene leérselos y saber qué te ofrece el servicio que vas a utilizar y como va a ser tratada tu información, estoy pensando por ejemplo en los actuales servicios que se ofrecen en la nube. Debemos preocuparnos por la información que facilitamos, sobre todo si afecta a nuestra privacidad.

Configurar nuestro perfil en redes sociales: otra cosa importante para preservar nuestra privacidad en internet es configurar adecuadamente las opciones que aparecen en el perfil que tenemos en las redes sociales: controlar qué datos nuestros publicamos,  qué escribimos y con quién lo compartimos. Pensar antes de publicar.

Es importante que sepas quien ve lo que escribes, por ejemplo saber que todos los usuarios registrados en Facebook pueden ver tu nombre, la foto de tu perfil, tu sexo y las redes a las que perteneces.

Por eso para evitar que personas no deseadas puedan ver esos datos personales hay que restringir las búsquedas del  perfil a tus amigos o amigos de tus amigos, de esta manera evitaremos que cualquiera que no pertenezca a nuestro grupo de amistades pueda localizarnos

Lo mismo ocurre con Twitter, podemos controlar quien ve nuestros tweets. Si habilitamos la opción de proteger nuestros tweets solo los verán quienes nos sigan. Si no los protegemos estos serán públicos y los podrá leer cualquiera.  Por eso hay que pensar qué vamos a escribir y para quién antes de darle a publicar.

En Google+ ocurre lo mismo podemos configurar nuestro perfil y su privacidad. Además es útil clasificar nuestros seguidores en círculos y así podemos dirigirnos a unos u a otros en función de lo que queramos compartir con cada uno de ellos o con el público en general.

Si utilizamos aplicaciones de terceros para acceder a nuestras cuentas debemos asegurarnos de que nuestra privacidad está a salvo, no debe compartirla con nadie, atender a la protección de datos.

Aún teniendo en cuenta la configuración de nuestro perfil, hay cosas que nunca deberíamos publicar en las redes sociales: datos bancarios, teléfonos, fecha y lugar de nacimiento, contraseñas, domicilio, …..

Por supuesto si no queremos publicar nuestros datos, no lo hagamos con datos de terceras personas.

¿Sabemos quiénes son nuestros amigos virtuales? Seguro que no conocemos personalmetne a todos asi que está claro que no debemos compartir todo con todos.

Como siempre os decimos desde aquí, utilizar el sentido común es lo más apropiado y pensar antes de publicar para preservar la protección de datos y con ello nuestra privacidad.

¿Tienes dudas de como configurar tu perfil?